Cómo la sueroterapia puede ayudarlo a mejorar su sueño

Updated: Jul 1, 2020

El sueño es un aspecto increíblemente importante de nuestra vida cotidiana, ya que afecta enormemente nuestra salud física y mental. De hecho, necesitamos dormir para sobrevivir, ya que es un período activo en el que se produce una gran cantidad de procesamiento, restauración y fortalecimiento importantes.


En promedio, pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo y nuestro cuerpo usa el sueño para procesos biológicos importantes. Cuando dormimos:

  • Nuestro cerebro almacena nueva información y elimina los desechos tóxicos,

  • Nuestras células nerviosas se comunican y reorganizan, un proceso que apoya la función cerebral saludable,

  • Nuestro cuerpo repara células, restaura energía y libera moléculas como hormonas y proteínas.

Estos procesos son críticos para su salud general. Sin ellos, tu cuerpo no puede funcionar correctamente.


¿Por qué es tan importante dormir?

  • Afecta el estrés y las hormonas de crecimiento

  • Aumenta el sistema inmune

  • Regula el apetito

  • Mejora la concentración y la función cerebral

  • Disminuye el riesgo de depresión


Ritmo circadiano: Tu reloj interno

El ritmo circadiano es un ciclo que controla muchos procesos biológicos, como el ciclo sueño-vigilia (nuestra capacidad para obtener un sueño de calidad), secreción hormonal, salud cardiovascular, homeostasis de glucosa, temperatura corporal, niveles de energía y regulación del metabolismo (control de peso). Piense en ello como su reloj interno.

Este ritmo está influenciado por el entorno (como la claridad o la oscuridad), así como por su composición genética, y determina sus patrones de sueño al liberar hormonas cuando es hora de dormir.


Hoy en día, con la cantidad de tiempo que pasa en el interior, la falta de ejercicio regular y la exposición a la luz solar, es probable que interrumpa nuestro ritmo interno, y las anormalidades en el ritmo circadiano pueden conducir a trastornos del sueño como el insomnio. Pequeños cambios en su estilo de vida, como dormir al despertar al mismo tiempo, la exposición regular a la luz, la actividad física y los tratamientos de terapia intravenosa pueden hacer mucho por su salud.


Cómo el sueño afecta tu inmunidad


Durante el sueño, su cuerpo produce y libera citocinas, un tipo de proteínas que se enfoca en la infección y la inflamación, creando efectivamente una respuesta inmune. Sin dormir lo suficiente, su cuerpo produce menos citocinas, lo que conduce a una respuesta inmune comprometida.


Obtener un sueño de calidad recomendado de 7 a 8 horas cada noche puede ayudarlo a mantenerse saludable, mantendrá su sistema inmunológico en buena forma y también lo protegerá de otros problemas de salud, como enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad.


Alcohol y sueño


Si bien muchas personas creen que tomar una bebida les ayudará a dormir más rápido, el alcohol en realidad aumenta la cantidad de veces que te despiertas durante la noche, dejándote cansado y sin sueño al día siguiente.


Privación del sueño y sus causas


La pérdida de sueño es un problema común en la sociedad moderna, que afecta a muchas personas en algún momento de sus vidas.


La falta de sueño ocurre cuando un individuo duerme menos de lo que necesita para sentirse despierto y alerta. La falta de sueño afecta negativamente el funcionamiento del cuerpo. Los expertos dicen que si se siente somnoliento durante el día, incluso durante actividades aburridas, no ha dormido lo suficiente.


Impactos negativos del sueño insuficiente


Sin dormir lo suficiente, su cuerpo tiene dificultades para funcionar correctamente. Las consecuencias de la privación del sueño incluyen:

La mala calidad del sueño puede ser causada por una gran cantidad de cosas, desde el estrés y la deficiencia de vitaminas hasta condiciones crónicas. Algunas de las causas de la falta de sueño incluyen:

  • Estrés: estar bajo mucho estrés puede causar muchas noches de insomnio.

  • Dieta poco saludable: lo que come puede afectar su sueño. Los datos muestran que comer menos fibra, más grasas saturadas y más azúcar durante el día está relacionado con un sueño más ligero y menos reparador.

  • Deficiencias nutricionales: un nuevo estudio basado en datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES) sugiere que la calidad del sueño puede estar relacionada con la falta de vitaminas y minerales esenciales en la dieta. La falta de vitamina B6 se ha relacionado con síntomas de insomnio y depresión. La vitamina B6 ayuda a la producción de las hormonas serotonina y melatonina, que son importantes para el sueño reparador y el estado de ánimo.

  • Falta de ejercicio: el sueño y el ejercicio se complementan entre sí. Hacer ejercicio regularmente puede ayudarlo a dormir mejor y, por el contrario, es más probable que haga ejercicio si descansa bien por la noche.

  • Ansiedad o depresión: los problemas emocionales pueden ser problemas subyacentes del insomnio,

  • Problemas o enfermedades médicas: muchas afecciones y enfermedades médicas pueden contribuir al insomnio, como asma, alergias, enfermedad de Parkinson, hipertiroidismo, reflujo ácido, enfermedad renal y cáncer.

  • Trastornos del sueño: el insomnio es en sí mismo un trastorno del sueño, pero también puede ser un síntoma de otros trastornos del sueño, como apnea del sueño, síndrome de piernas inquietas y trastornos del ritmo circadiano relacionados con el desfase horario o el turno nocturno.

¿Cómo mejorar la calidad de tu sueño?


Dormir bien es increíblemente importante para su salud. El sueño ayuda a tu cuerpo y a tu cerebro a funcionar correctamente. Una buena noche de sueño puede mejorar su aprendizaje, memoria, toma de decisiones e incluso su creatividad.


Además, dormir lo suficiente se ha relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, accidente cerebrovascular y obesidad.


Pequeños cambios en su estilo de vida pueden afectar positivamente la calidad de su sueño y mejorar significativamente su salud.


¿Cómo ajustar su estilo de vida para un sueño de mejor calidad?


- Intenta dormir y despertar a horas constantes: el ritmo circadiano de tu cuerpo funciona en un bucle fijo, alineándose con el amanecer y el atardecer. Ser coherente con su sueño y los tiempos de vigilia pueden ayudar a la calidad del sueño a largo plazo.


- Aumente la exposición a la luz brillante durante el día - La luz solar natural o la luz brillante durante el día ayuda a mantener saludable su ritmo circadiano. Esto mejora la energía diurna, así como la calidad y duración del sueño nocturno.


- Haga ejercicio regularmente, pero no antes de acostarse. El ejercicio es una de las mejores formas científicas para mejorar su sueño y su salud. El ejercicio regular durante el día es una de las mejores maneras de garantizar una buena noche de sueño.